Tras algunos meses de trabajo, el sábado 8 de diciembre se dio por finalizada la remodelación del Salón Rossi y del Oratorio Festivo Domingo Savio. Ese día, los jóvenes de nuestra parroquia se reunieron para presenciar la bendición de estos espacios.

El objetivo de estos cambios es “que ustedes (los jóvenes) se sientan cómodos y tengan un espacio de trabajo más adecuado, darles la mayor cantidad de herramientas posibles” (P. Manuel Solano).

En el salón Rossi, se planean realizar musicales, obras de teatro, charlas, etc. Y el oratorio ahora cuenta con un salón de juegos, otro para las clases de pintura, una cocina con lo necesario para atender a los oratorianos, entre otros.

Los miembros de los grupos parroquiales se encuentran muy agradecidos.